los-mejores-lugares-para-trabajar-en-panama-2019

El Great Place to Work® Institute Centroamérica & Caribe reconoció el trabajo de 27 compañías panameñas que destacan por crear una cultura laboral exitosa.

María José Núñez Chacón – por estrategiaynegocios.net

Un total de 27 empresas de Panamá fueron reconocidas por el Great Place to Work® Institute Centroamérica & Caribe en el ranking de Los Mejores Lugares Para Trabajar® en la región. Todas ellas destacaron por crear ambientes laborales positivos, inclusivos y dirigidos al desarrollo de sus colaboradores.

De esta forma, compañías como Dell, Arcos Dorados, Inteligo Bank, AES, Worldwide Medical, Hilti Latin America, Scotiabank, DHL, Telered, Suma Financiera, Excel Automotriz, Telered, BAC Credomatic, 3M, Capital Bank, Nacional de Seguros, Autofacil, entre otras, se ubicaron en el ranking de este 2019.

Las corporaciones panameñas han encontrado un valor agregado en escuchar a sus colaboradores, en darles la palabra y la oportunidad de poner en marcha sus ideas e iniciativas. Saben que esto produce gente comprometida, lista para enfrentar los retos y decidida a mejorar cada día.

Para ello realizan programas específicos de mentorías, coaching, sesiones de trabajo grupales, acciones y trabajo en equipo, así como formación en liderazgo para plegar a lo interno de la organización valores y principios que permitan la apertura, mejora y respaldo de cada uno de los miembros.

Dell ocupóa el primer puesto en esta ocasión, debido a sus prácticas s de escucha de los colaboradores, para saber cómo se sienten y los aportes que pueden hacer para ser una empresa ideal para trabajar.

Esto ha sido posible con la capacitación de líderes comprometidos con el desarrollo de las personas y que tratan a su gente de forma directa, con una política de puertas abiertas, que permite a cada integrante de la organización desarrollar propuestas, proponer soluciones o proyectos.

“Estar en un listado tan importante como el de Great Place to Work® nos da visibilidad, nos permite atraer nuevo talento y estar en la mente de las personas que buscan una empresa sólida para trabajar y crecer como profesionales. Es muy gratificante, ya que nos permite medirnos como empleador y saber qué piensa y siente nuestro capital humano”, detalló Gustavo Ripoll, vicepresidente de Ventas para NOLA de Dell.

El desarrollo de liderazgos participativos e inclusivos es una tendencia en las empresas que ingresaron al ranking y que se han ganado un puesto como los mejores lugares para trabajar.

En WorldWide Medical trabajan talleres de liderazgo no sólo para quienes tienen a cargo los equipos, sino que enseñan herramientas a todos los miembros para mejorar su empoderamiento y para recibir un adecuado feedback de cómo se están haciendo las cosas.

Hacen reuniones interdepartamentales que han producido un alto impacto en los equipos de trabajo, pues se les involucra en la búsqueda de mejoras para los diversos procedimientos y se les brinda la confianza y respaldo cuando lo requieran.

Para WorldWide Medical la confianza en los líderes llega con la buena comunicación, la transparencia y el cumplimiento de lo acordado, por lo cual se establecen reglas claras respecto al alcance de la responsabilidad del colaborador, mediciones frecuentes y retroalimentación continua, se establece una confianza mutua.

Por su parte, en Hilti Latin America desarrollan los liderazgos a través de la innovación, reconocen los diferentes estilos de trabajo en sus equipos y procuran la sinergia y un ambiente basado en la confianza.

Pero no sólo trabajan en los liderazgos, sino que promueven el emprendimiento, identificando las oportunidades de mejora, creando proyectos y coordinando programas interdepartamentales, locales, regionales y globales. Todo esto abre espacio a la reflexión y el cambio.

Según Gerardo Martínez, Head of Latin American Region, contar con el diagnóstico de Great Place to Work® es parte de este esfuerzo por dar oportunidades a los colaboradores, ya que les permite conocer de primera mano las áreas en las que están siendo exitosos y aquellas que aún requieren de mejor, dando un alto valor estratégico para diseñar programas ligados al desarrollo de competencias, ligadas a la estrategia corporativa.

Creando espacios de liderazgo

Trabajar continuamente en la creación de espacios para el liderazgos se ha convertido en una prioridad para estas organizaciones, que no dejan recaer todo el peso sobre los líderes, sino que lo reparten a todos los colaboradores, de manera que cada uno asuma su responsabilidad y se desempeñe como protagonista de la empresa.

Un ejemplo de ello es AES Panamá, que desarrolla un entorno de trabajo abierto y seguro para impactar positivamente en la búsqueda de mejores prácticas, invitando a sus colaboradores a participar y contribuir con todas las iniciativas de liderazgo para alcanzar las metas planificadas a corto, mediano y largo plazo.

Mantienen un liderazgo plano, donde se fortalecen los canales de comunicación entre líderes y colaboradores, que les permitan alcanzar los más altos niveles de excelencia operativa.

Cuentan con plataformas muy bien estructuras de ética y cumplimiento, para lo cual se ofrece a los equipos herramientas para acceder a los niveles más altos de la organización.

Precisamente, enraizar el liderazgo en todos los niveles operativos es parte de las iniciativas que impulsan las compañías que integran el ranking panameño, pues entienden que esta práctica genera competencias para asumir como propios los retos de la organización.

“Nuestros líderes buscan oportunidades para retroalimentar a sus equipos, se aseguran de apoyar su crecimiento y que se mantenga una comunicación fluida. La organización y sus retos están cambiando constantemente y la retroalimentación es una herramienta invaluable para mantener a los equipos debidamente informados de lo que se ha hecho bien, de lo que se puede mejorar, y de los retos que enfrentarán a corto y mediano plazo”, señaló Mónica Muschett, Vicepresidente de Capital Humano de la empresa Telered.

Sus líderes definen junto a sus colaboradores las metas de crecimiento, las evalúan y discuten en sesiones de retroalimentación, de manera que su gente conoce muy bien lo que la organización espera y pueden mostrar sus inquietudes y necesidades para cumplir su trabajo.

Al integrar a los equipos de trabajo en las iniciativas de liderazgo se resalta lo mejor de cada uno, se sienten incluidos y parte de un proceso más grande, y así la respuesta es mucho más positiva.

PN 1(800x600)